Aprendiendo sobre un seguro de muerte

Aprendiendo sobre un seguro de muerte

Tener un seguro de muerte es muy importante para que en esos casos difíciles tu familia, tenga un apoyo.

Escuchar la palabra muerte, para muchos es complicado, sin embargo es algo a lo que nos enfrentamos día a día… qué mejor que estar preparados y conocer bien el tema.

La falta de educación sobre el verdadero fin y los alcances que pueden llegar a tener los seguros hoy en día, siguen siendo el factor principal para que en general se tenga un concepto erróneo sobre lo qué realmente significa contar con uno.

Muchos con el sólo hecho de pensar en un seguro de vida, creen forzosamente que debe existir un fallecimiento, situación por demás obvia para no prestar la atención necesaria y debida al intentar escuchar una propuesta de protección hacia nuestra persona.

Diferencia entre un seguro de vida y un seguro de muerte.

El principal objetivo de ambos es proporcionar apoyo económico ante la posibilidad de pérdida o riesgo. Cuando algo no deseado ocurre, la compañía de seguros brinda apoyo financiero a los beneficiarios.

En el seguro de vida, la persona paga por un beneficiario designado, cuando alguien muere por enfermedad, la compañía de seguros le ayuda a su cliente en los gastos de funeral.

El seguro de muerte o también conocido como seguro de muerte accidental, paga el beneficio de un asegurado cuando una persona muere a causa de un accidente. No cubre la muerte natural en casos de mala salud, enfermedades graves ni el suicidio. El seguro de muerte accidental incluye paquetes para el suplemento de vida colectivo, seguro voluntario, los accidentes de viaje, y dependientes. Una persona debe saber la diferencia entre ambos seguros.

Por precaución es recomendable asegurarse en ambos tipos de seguros.

¿De qué me sirve un seguro de muerte? Aunque es muy similar al seguro de vida, las personas que lo adquieren, se aseguran de que sus seres queridos tengan suficiente dinero para pagar por su funeral, el entierro, y todos los diferentes costos que se generan en este proceso.

La mayor razón para tener un seguro de muerte es eximir a los familiares de asumir los costos del funeral. La familia estará pasando por un momento de duelo y tal vez enfrenten un futuro financiero incierto, tener que pagar por una costosa ceremonia de entierro, llamar al médico, etc., no será la prioridad en ese momento de dolor, por lo tanto, contar con un fondo previsto para cubrir ese tipo de gastos liberará a la familia de la tensión de la situación.

Para tener el seguro de muerte adecuado se recomienda hacer una búsqueda en diferentes aseguradoras de ventas de seguros hasta encontrar el que se adapte a sus necesidades, de acuerdo a la cantidad de cuotas y las aportaciones. También puedes decidir la cantidad de dinero que estés dispuesto a pagar cada mes.

Si tomamos conciencia de que todos los seres humanos estamos expuestos a los riesgos de la vida, no es descabellado afirmar que todos deberíamos contar con un plan de protección que nos permita asegurar la estabilidad económica propia y de nuestros seres queridos, apostándole no solo a la ausencia definitiva de nuestra parte sino también a vivir muchos, muchos años.

El otro factor que normalmente se asocia con una seguro es que son de un precios muy elevado, situación que también resulta ser totalmente falsa, no hay pólizas caras, por el contrario, podemos llegar a contratar seguros con niveles de protección muy alto con una inversión mínima, y si hablamos de pólizas con una meta de ahorro, es mas sencillo de entender aun, simplemente, no podemos comprar un auto de lujo a precio de un vehículo austero, por lo tanto en función de la capacidad de ahorro que nosotros dispongamos, es en esa misma medida que el alcance de mi póliza pueda ser mayor.