¿Cómo comprar un seguro comercial?

¿Cómo comprar un seguro comercial?

Cuando vas a comprar un seguro comercial, cotiza con varias aseguradoras, y encontraras diferencias muy significativas en los precios.

Incluso entre Monterrey, Guadalajara, y el Distrito Federal, los costos varían, sobre todo por las necesidades de cada región y la situación de cada estado.

El mayor valor agregado se obtiene siempre a través de un buen asesor de seguros, por lo que es crucial saber elegir a uno que sea adecuado para nosotros.

Algunas aseguradoras pueden estar cotizando, por la misma cobertura, primas hasta dos o tres veces mayores que otras. Incluso, aquellas que tienen tarifas más altas pueden no ser las que tengan una mejor reputación en cuanto al pago de siniestros.

Esto significa que podemos fácilmente caer en el peor escenario: altos precios y mal servicio. Tradicionalmente, gran parte de los productos de seguros de negocio se venden a través de agentes o brokers de seguros que trabajan por comisión.

Debido a la estructura de estas comisiones y de esta fuerza de ventas que en ocasiones trabaja en exclusiva para ciertas compañías, el buscar alternativas adecuadas y encontrar las pólizas que realmente se ajustan a nuestras necesidades se hace una tarea muy difícil.

Hay diferentes tipos de intermediarios para comprar un seguro comercial:
Comprar un seguro comercial por los bancos: Los productos que se venden en una sucursal bancaria tienen costos competitivos pero no son más baratos. Tradicionalmente, son ofrecidos por cajeros o ejecutivos que no tienen ni el más mínimo conocimiento sobre seguros ni sobre nuestras necesidades.

Ellos no están capacitados para explicarnos las características de una póliza, ni el detalle de los riesgos cubiertos o excluidos.

Estos funcionarios de los bancos ganan una comisión por sus ventas, al igual que la propia institución (el banco) que "presta" su red de sucursales para la comercialización.

La principal ventaja que ofrecen los bancos es el pago de primas con cargo automático a cuenta de cheques o tarjeta de crédito, así como la emisión de la póliza de forma inmediata en la propia sucursal (sólo en ciertas instituciones).

No obstante, ya existe en México una aseguradora que ofrece facilidades similares a sus clientes (cargo automático a cualquier cuenta o tarjeta de crédito, incluyendo la emisión remota e inmediata de la póliza) a través de su fuerza de ventas, con el valor añadido de la asesoría que ofrecen los agentes de seguros que la representan.

Comprar un seguro comercial vía internet
Estas empresas se dedican a la venta de seguros en sitios de Internet "especializados", buscan explotar Internet como plataforma relativamente barata y fácil de mantener.

En estos sitios tampoco podremos encontrar asesores profesionales que nos ayude a hacer un análisis de nuestras necesidades o que nos orienten para elegir el producto que más nos conviene.

Sin embargo, ofrecen una ventaja adicional sobre los bancos: en muchos de ellos se pueden hacer comparativos en cuanto a costos con distintas aseguradoras.

Es importante notar, sin embargo, que no todos los productos son iguales y que un comparativo que se basa casi exclusivamente en el precio tiene muy poco valor práctico.

El ingreso de estos sitios de Internet está determinado por una comisión sobre cada póliza que vendan, además de los ingresos derivados de la publicidad que pueden colocar.

Comprar un seguro comercial con agentes profesionales
Son personas físicas o morales que están autorizadas por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) para llevar a cabo labores de asesoría e intermediación en seguros.

Su función principal es escuchar las preocupaciones y las inquietudes de sus clientes, para que con base en ello puedan recomendar los esquemas de cobertura más adecuados para sus necesidades.

Asimismo, deben ser capaces de entender y explicar a sus clientes todas las cláusulas de los contratos, de cobrar las primas en tiempo y forma (exclusivamente mediante los recibos expedidos por las compañías de seguros), y de representar y brindar asesoría en todos los trámites de siniestros.

Por ello es importante que sepan establecer y mantener relaciones de largo plazo con sus clientes, manteniéndose actualizados y cuidando la calidad del servicio que ofrecen.