¿Qué es el deducible?

¿Qué es el deducible?

El deducible forma parte muy importante en la contratación de un seguro, por ello es importante saber qué es y cómo utilizarlos

Cuántas veces hemos escuchado, "es que no leyó las letras pequeñas"; para evitar contratiempos o dolores de cabeza, es muy importante que al contratar cualquier seguro siempre verifique las cláusulas y lea perfectamente lo que éste cubre.

¿Qué es el deducible?

Esta palabra la vamos a leer en muchos contratos de seguros, desde un seguro de vida, hasta uno de autos, por lo que es importante entender qué es… en pocas palabras es una cantidad de dinero que tu convienes en pagar como parte de una reclamación antes de que el asegurador se comprometa a pagar el resto del importe.

Por ejemplo, si tienes una cobertura con un deducible de $200 y tuviste una pérdida de $500, tendrías que pagar $200 y la compañía de seguros lo que falta, que serían $300.

En general los porcentajes sobre el valor comercial del vehículo son muy variables, los más comunes son el 5% para la cobertura de Daños Materiales y del 10% para el caso de Robo Total.

Sin embargo es importante considerar que dependiendo de la aseguradora estos deducibles podrán ser diferentes, por supuesto entre más altos sean los deducibles los costos de la póliza serán más bajos.

Los seguros para autos, son como trajes a la medida y en el caso del deducible, primero se deben identificar tus necesidades, para determinar cuál es el que más te conviene.

Por ejemplo "Si eres una ama de casa que además de ir a trabajar, debes ir por los niños a la escuela, ir al gimnasio y hacer las compras del hogar, entonces el riesgo es mayor pues andas de arriba para abajo.

En cambio si eres un padre que sólo va de la casa a la oficina y de vuelta, pues el riesgo es menor y debes contratar un tipo de seguro con un deducible diferente".

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) detalló que en pólizas para autos hay que tomar en cuenta diversos factores para evitar que las compañías no paguen.

En principio, debes tener licencia. La aseguradora no paga si te encuentras en estado de ebriedad o bajo la influencia de drogas, sobre todo cuando estas situaciones influyen de manera directa en el siniestro.

Muchas compañías se niegan a indemnizar cuando el percance es resultado de descomposturas por el desgaste natural del auto, por someter tu coche a pruebas de resistencia, por ponchaduras, por circular en lugares que se encuentren en condiciones intransitables o cuando se modifica el uso de tu auto y no lo notificas a la compañía.

Existen algunas aseguradoras que ofrecen coberturas opcionales que permiten no pagar el deducible bajo ciertas circunstancias, por ejemplo, cuando existe un tercero identificado.
También para el caso de pérdidas totales por daños materiales o Robo Total se puede pactar el no pagar deducible.

Existen algunas aseguradoras con precios muy económicos que pactan eliminar el deducible siempre que los conductores cumplan determinadas edades, sexos u ocupaciones, pero en caso de siniestro y que el conductor no cumpla con las características pactadas incrementan sensiblemente el deducible o simplemente invalidan el contrato.

Generalmente el deducible se contrata para las coberturas de Daños Materiales y Robo Total, sin embargo en algunos casos se puede contratar para la cobertura de Responsabilidad Civil Por daños a Terceros.

Una vez que ocurre el siniestro, no se podrá evitar el pago del mismo o en todo caso la aseguradora sólo pagará el valor de los daños y descontará el deducible correspondiente.