Prevención contra un siniestro de autos

Prevención contra un siniestro de autos

Prevenir es ver, conocer de antemano o con anticipación un daño, un siniestro o perjuicio. Por ello no está de más hacer cosas o utilizar diferentes medios para evitar que suceda un siniestro, por ello te damos algunos tips que podrás aplicar todos los días para estar más seguro y por supuesto para prevenir.

Prevención de accidentes
  • Ten un seguro de auto que te ofrezca, la mejor cobertura para este tipo de siniestros, que tengas su apoyo las 24 horas y te brinde defensa jurídica para reparar cualquier daño que causes a terceros o algún bien público. En GNP Seguros contamos con diferentes opciones que se adaptan a tus necesidades.
  • Antes que nada siempre lleva contigo todos los documentos de tu auto: licencia o permiso para conducir, tarjeta de circulación así como el carnet de la póliza de tu auto (con los pagos al corriente). Sin ellos, el seguro no podrá apoyarte.
  • Ve por caminos seguros: Evita accidentes o algún robo, circulando por caminos en buen estado y de tráfico constante. Muchas aseguradoras se eximen del pago de indemnización si el siniestro sucedió en un camino en mal estado.
  • Sé un conductor responsable: No conduzcas en estado de ebriedad o bajo la influencia de drogas. Si no eres el propietario del vehículo, no lo conduzcas sin autorización del contratante de la póliza
  • Conduce con precaución: No rebases los límites de velocidad permitidos (en ciudad 60 km/h, y en carreteras 110 km/h), conserva la distancia mínima de 5 metros entre un auto y otro, incluso en donde haya demasiado tráfico, enciende las luces direccionales para avisar que vas a dar vuelta, mantén tu carril en todo momento y no invadas ni conduzcas en medio de dos carriles. Cuando rebases, observa los espejos laterales, enciende las luces direccionales y no lo hagas por la derecha, verifica antes de cruzar las calles, los semáforos y las flechas montadas en las esquinas que determinan el sentido que tiene la preferencia, si te toca la luz ámbar del semáforo, frena no aceleres y no utilices el celular o cualquier otro dispositivo que pueda distraerte mientras conduces.
  • Protégete, siguiendo las normas básicas de seguridad: Utiliza el cinturón de seguridad.
Si viajas con acompañantes, verifica que también lo estén utilizando.

En caso de ir un infante abordo, coloca la silla de bebé en el asiento trasero.

Es importante que los niños menores de 5 años no viajen el asiento delantero, ya que en caso de colisión, las bolsas de aire pueden ocasionar daños como asfixia y/o quemaduras leves.

La previsión es lo más importante.

Prevención de robos Utilizar dispositivos de seguridad no está de más: Una vez que te encuentres fuera del auto, aunque sólo sea por pocos minutos, asegúrate de apagar el motor, cerrando ventanillas, puertas y cajuela. Sino tiene un dispositivo de alarma tu auto, utiliza un bastón para asegurar el volante. Si presentas el mayor número de obstáculos posibles, es menos probable que el ladrón escoja tu auto para robarlo.

Estaciónate en lugares seguros: Siempre que puedas, estaciona tu auto en estacionamientos públicos, si no es posible, siempre busca lugares visibles, transitados y bien iluminados. Una vez estacionado, orienta las ruedas hacia la banqueta de tal manera que se bloquee la dirección.

No seas una estadística más sé lo más precavido posible: No dejes a la vista llaves ni objetos que puedan contener datos sobre tu domicilio o lugar de alojamiento. No ocultes ninguna copia de las llaves en ningún lugar del automóvil ni dejes allí documentos importantes como la factura del coche. Cuando circules en tu automóvil hazlo con el seguro de todas las puertas y si puedes, mantén las ventanillas subidas hasta que hayas llegado a tu destino.