¿Es importante contar con un seguro de vida?

¿Es importante contar con un seguro de vida?

Nadie tenemos la vida garantizada y a todos nos pueden ocurrir accidentes. Un seguro de vida significa protección y tranquilidad.

El objetivo del seguro de vida es brindarte tranquilidad y cuidar tu patrimonio. Es también una forma de ahorro de dinero y provee seguridad financiera en caso de accidentes. Por ejemplo, en el lamentable caso de muerte prematura, el seguro provee un monto económico para familias, negocios, u otras organizaciones que dependan de los servicios o fortaleza financiera del asegurado.

También para proteger tu patrimonio, una póliza de estas características ofrece liquidez para pagar impuestos. Su principal beneficio es brindar oportunidades, para que, en caso de muerte o accidentes, se resguarde el fruto de tu trabajo: tu patrimonio.

Incluso puedes usar tu seguro de vida en caso de jubilación, para pagar la educación de tus hijos y para tener mayores oportunidades ante situaciones de dificultad económica.

Equilibrio entre protección y ahorro Al hacer la contratación de tu seguro de vida elige un agente que te ayude a ajustar tus planes para tus necesidades presentes y futuras. Tu agente tiene la obligación de mostrarte las principales características de la póliza, explicarte en qué consiste el deducible, el monto asegurado, etc. Sin embargo, estas cifras a largo plazo variaran dependiendo las condiciones en el mercado. Elegir una póliza que te brinde la protección para tu patrimonio es un gran trabajo, pues necesitas equilibrar las oportunidades que te ofrezcan, el monto asegurado y el servicio en caso de accidentes o cualquier siniestro, todo lo anterior para que tengas la tranquilidad de saberte respaldado.

Costos de los seguros de vida Las aseguradoras suelen hacer uso de una tabla de mortalidad como base para calcular el monto máximo garantizado de la póliza. Sin embargo, toma en cuenta que una póliza tiene costos como: cargos administrativos, recargos de primas, cargos por rescates, etc. los cuales afectarán significativamente el monto a corto plazo. A largo plazo, los montos de mortalidad son los más importantes.

El monto de mortalidad está basado en la probabilidad de muerte de una persona y varían de acuerdo a la edad, sexo y si la persona fuma o no.

Evaluación de riesgo La aseguradora evaluará tu estado de salud, tipo de trabajo y estilo de vida para asignarle una categoría de riesgo. Algunas personas califican bajo categoría preferencial, que es la que tiene costos más bajos. Otros pueden ser calificados con riesgos más altos que el estándar. Para mantener tu tranquilidad debes saber qué categoría de riesgo te asignaron al adquirir una póliza.

Cancelación del pago de primas Toma muy en cuenta este dato respecto a este tema: al descontinuar el pago de primas, el costo del seguro no desaparece, generalmente la póliza utilizará el valor existente para cubrir los costos generados.

Por ejemplo, un seguro te puede permitir dejar de pagar primas después de 10 años. Sin embargo, si la tasa de interés real es más baja, quizás tengas que pagar por más años. Una vez que dejas de pagar primas, el crecimiento por interés en el valor efectivo existente debe cubrir el costo de la póliza. Si la tasa de interés es más baja de lo que se espera, entonces necesitarás acumular más valor efectivo para compensar, o bien, reducir el beneficio por muerte en comparación a la proporción decreciente de la tasa de interés.

Los anteriores fueron algunos elementos importantes en lo que se refiere a la contratación de seguros de vida. Como ya te lo mencionábamos elegir la correcta protección para tu tranquilidad y patrimonio en caso de ser víctima de accidentes, muerte o enfermedad es un trabajo que requiere un minucioso análisis. Por ello deberás acercarte con un asesor que te brinde la información suficiente para elegir aquél que te ofrezca el seguro con las mejores oportunidades.