La inversión en educación es la mejor forma de garantizar la carrera de tus hijos

La inversión en educación es la mejor forma de garantizar la carrera de tus hijos

¿Que sería más fácil, llegar el día de su graduación con un capital importante y darle a tu hijo un gran regalo u obligarlo a conseguir becas o créditos para que pueda pagar su educación? La primera opción requiere de inversión en educación.

Es común escuchar "que la mejor herencia que podemos dejar a nuestros hijos es una buena educación". Si bien esto es cada día más cierto, también lo es el hecho de que tus hijos, para que cursen sus estudios superiores en un nivel competitivo es más remota y compleja.

En México, el sistema educativo se conforma de tres etapas: educación básica (preescolar, primaria y secundaria), media superior (preparatoria, estudios técnicos o comerciales con secundaria terminada y normal básica) y superior (profesional, maestría y doctorado).

De acuerdo al INEGI, en México la población con estudios superiores y de posgrado representa el porcentaje más bajo (13.6%) con respecto a la población que cuenta con otro grado de educación, ya sea primaria (17.7%), secundaria (26%) o media superior (18.5%).

El bajo porcentaje de alumnos con título a nivel licenciatura, maestría o doctorado tiene que ver con la deserción escolar en ese nivel. Sólo ocho de cada 100 alumnos concluyen sus estudios superiores.

Por ello existen planes que te ayudan a solventar sus estudios superiores, conocidas como pólizas educativas, además de una inversión en educación, es una inversión a futuro y son la garantía de que tu hijo reciba recursos económicos para sus estudios en caso de que fallezcas o sufras algún accidente y no puedas aportar más dinero.

La inversión en educación para contratar este tipo de productos depende de la suma asegurada –que en este caso es la cantidad que se quiere ahorrar – así como la edad del menor, por lo que entre más grande sea la suma o más grande la edad del niño, el seguro será más caro.

Por lo que un consejo es, que si ahora tus hijos son pequeños, es el momento perfecto para informarse, conocer y obtener un seguro de educación.

Por otra parte, para que la suma asegurada -ahorro para la educación- no pierda su valor adquisitivo durante la vigencia del seguro, estos productos generalmente se venden en dólares o en UDIS.

Este plan tiene como ventaja ser un plan de ahorro, más un seguro de vida y uno de invalidez. Su objetivo es garantizar el pago de la educación profesional de tus hijos, pase lo que pase.

Con un plan como este podrás elegir:
  • La edad en la que quieres que tus hijos reciban el fondo de ahorro educacional que planeaste.
  • El tipo de moneda.
  • Puedes hacer convenios con las aseguradoras para obtener la cantidad que quieres ahorrar de acuerdo a tus posibilidades, con la finalidad de garantizar la educación de tus hijos.
  • La entrega del ahorro como más te convenga: pago único, rentas educacionales a través de un Fideicomiso.
Así los seguros educativos surgieron como una alternativa para prevenir y garantizar la educación de tus hijos a nivel universitario y de posgrado, ante imprevistos como incapacidad permanente o muerte de los padres o tutores, y más frecuentemente, ante la falta de ingresos económicos.

Garantizar la educación de tus hijos no es difícil, un seguro educativo es una solución práctica que ayuda a acumular una buena inversión en educación, para hacer frente a este tipo de compromisos que se dejan venir inevitablemente.

De hecho, garantizar la educación de tus hijos es solo una forma de hacer tu vida y la de ellos más fácil.