El seguro para educación y el desarrollo de un plan educativo

El seguro para educación y el desarrollo de un plan educativo

Un seguro para educación es una solución práctica que ayuda a acumular el dinero necesario para hacer frente al futuro y darle la tranquilidad a tu hijo que seguirá estudiando.

Hoy por cada 100 niños que ingresan a educación básica solo 16 ingresan a la universidad y 6 obtienen un título universitario.

Por ello, es importante que desde hoy comiences a construir un patrimonio educativo para tus hijos, para que el día de mañana enfrenten al mundo como profesionistas exitosos.

Un seguro para educación, te garantiza el futuro y bienestar de que tus hijos tendrán la educación segura y anhelada en las mejores universidades.

En ocasiones, lejos del deseo, los padres olvidan resolver la pregunta sobre cómo asegurar al hijo o hijos una carrera universitaria.

Una alternativa que da respuesta a esta interrogante es un seguro para educación el cual garantiza, mediante un plan de ahorro una cantidad de dinero que permita cubrir la educación universitaria de los menores.

Este tipo de seguros, como cualquier otro, se realiza entre un particular (persona) y una empresa que presta el servicio (aseguradora). La persona contratante del seguro deberá pagar de manera mensual, trimestral, semestral o anual las primas correspondientes hasta que venza el plazo convenido.

Generalmente un seguro para educación tiene la tarea de cubrir estudios universitarios, porque según algunas estadísticas, la población con estudios superiores es menor comparado con otros niveles educativos.

Es importante mencionar que las aseguradoras ofrecen coberturas adicionales (ya incluidas en la suma asegurada y por consiguiente en la prima) como seguro de vida, por fallecimiento, accidentes (con el mismo monto del seguro educativo), invalidez total y permanente, exención de pago de primas por muerte o invalidez.

Contar con un plan educativo para ahorrar para la universidad de tus hijos representa muchos beneficios.

Este plan no sólo garantiza que tu hijo tenga acceso a la educación universitaria que tu planeaste, incluso si tú ya no estás, sino que te ofrece la facilidad de ahorrar en un periodo de tiempo más prolongado.

¿Cuánto cuesta un plan educativo?

Lo que tú quieras que cueste. Uno de los principales beneficios de un plan educacional es que tú decides cuánto quieres ahorrar.

Si deseas ahorrar una cantidad que sientas que es lo suficientemente cómoda, probablemente representará el equivalente a una beca del 50% de la carrera de tu hijo.

Por otro lado, si decides ahorrar cantidades mayores, los rendimientos que te brinda un plan educativo te permitirán pagar la educación universitaria completa o incluso enviarlo a estudiar a otro país.

Sin importar la cantidad que ahorres, verás beneficios tangibles al corto, mediano y largo plazo. Recuerda que el beneficio mayor será ofrecer la mejor educación a tus hijos.

Además de las ventajas de protección que te ofrece un seguro para la educación existen otros beneficios que tienen igual importancia y que son más tangibles.

Uno de los más notorios, es que el dinero que vas aportando "crece", es como una inversión que dependiendo el monto y el período de tiempo que ahorres, la cantidad que recibirás cuando se cumpla el plazo que tú mismo estableciste, será entre un 20% y un 30% más de lo que ahorraste de manera natural.

Entre más pequeño sea tu hijo, mayor será el plazo de tu ahorro, por lo que tus aportaciones serán más pequeñas y los rendimientos que generen tus ahorros serán mayores.

Esto quiere decir de manera muy simplificada, que tus pagos serán más pequeños, y la educación universitaria de tu hijo te saldrá más barata.