El futuro educativo de tus hijos

El futuro educativo de tus hijos

Garantizar un buen futuro educativo para tus hijos más fácil de lo que te imaginas si comienzas a planearlo desde hoy.

Hoy en día nuestros hijos enfrentan más retos a nivel educativo y profesional donde te exigen más idiomas, más preparación y donde ciertas carreras son muy competitivas, por ello el futuro educativo de nuestros hijos se ve en riesgo.

Hacer un cálculo de cuánto tendrías que invertir para lograr que tu hijo cuente con el futuro educativo que le dé las herramientas posibles para enfrentar estos retos, saldría muy caro.

Se calcula que en México sólo 11% de los estudiantes logran obtener un título universitario y el costo promedio de las universidades privadas oscila en los 66 mil pesos semestrales.

No son pocos los padres de familia que a pesar de esta verdad deciden no planear el futuro educativo de sus hijos pensando en que:

  • Educación pública (es escaza, de baja calidad, saturada y en vías de extinción).
  • Becas (nadie puede garantizar que sus hijos van a calificar para obtener esas becas).
  • Indiferencia o temor a ahorrar y perder nivel de vida y falsa liquidez (se gastan las reservas del futuro de sus hijos por comodidades en el presente).
  • Prefieren alimentar sus negocios (de nuevo, nadie puede garantizar que su negocio seguirá siendo rentable en el momento en que necesite pagar las universidades de sus hijos).

Para no tener que angustiarte y pensar cada momento en qué vas a hacer o cuánto vas a trabajar para darle todo, existen productos que te ayudan de una forma sencilla, brindarle a tu hijo el bienestar a futuro que se merece.

Un seguro educacional es una de las mejores inversiones que puedes hacer ya que a través de pagos cómodos en un plazo largo puedes ahorrar una gran cantidad de dinero.

Es mucho más fácil pagar su universidad en 10-15 años que en 4.

Otro beneficio tangible, es que pagarás menos. Ya que la compañía aseguradora que contrates te dará un "rendimiento" por lo que estés ahorrando. Este rendimiento depende del plazo en el que vayas a ahorrar, así como de la suma que deseas ahorrar.

Otro beneficio que te brinda es la protección, que en caso de fallecimiento, o invalidez total y permanente del contratante (la persona que paga el seguro), ya no es necesario pagar el seguro y tu hijo recibirá la cantidad total que contrataste para su educación.

El beneficio con mayor impacto económico surge cuando se presenta el caso de invalidez total y permanente, es decir, cuando a causa de un accidente o enfermedad ya no puedas realizar tus labores habituales. En dicha situación, recibirás la cantidad que designaste para este beneficio, de manera adicional a la que designaste para la educación de tu hijo.

Por último, el beneficio más importante es que estás garantizando la educación universitaria de tu hijo, pase lo que pase…

Seguramente todavía no sabes qué carrera universitaria va a estudiar tu hijo "cuando sea grande". Pero lo que sí

Planeando el futuro educativo de tu hijo podrás ver 3 cosas:

  • Si llegas con vida y sano vas necesitar dinero para pagar sus estudios.
  • Si sufres de invalidez total de todos modos vas a necesitar el dinero para su educación.
  • Si falleces prematuramente, ellos van a necesitar dinero para sacar adelante su educación básica y además para pagar su educación superior y puedes saber desde hoy, es que seguro podrá hacerlo.
Planear el futuro educativo de tu hijo comienza desde hoy porque entre más pronto puedas contratar el seguro menores serán los pagos y mayor el ahorro.

Acércate a las diferentes aseguradoras, o bien con un asesor de seguros y conoce perfectamente cada uno de los planes que existen, lee bien las cláusulas, las pólizas y los rendimientos que te pueden brindar cada una, haz comparativos para que al final elijas la opción que mejor se adapte a tus necesidades.