Aprendiendo a cuidar tu patrimonio con los seguros de casa

Aprendiendo a cuidar tu patrimonio con los seguros de casa

Tú y tu familia merecen vivir tranquilos. Ofréceles lo mejor y cuida tu patrimonio. Conoce el mercado de los seguros de casa.

Si estás considerando adquirir un seguro para casa y buscas la mejor opción sobre todo que no afecte tu gasto familiar, aquí te damos algunos tips que debes considerar para aprender a cuidar tu patrimonio.

Hay formas adecuadas de ahorrar en el seguro de la casa, pero también hay errores que deben evitarse para no terminar peligrosamente sub asegurados. Tampoco es que tengas que salir corriendo y adquirir los seguros de casa más caros, la idea es que aprendas cómo asegurar tu patrimonio sin riesgo alguno.

Se pueden hacer algunos pequeños cambios para recortar costos y mantener la protección necesaria en caso de un riesgo:

No asegures tu casa por el valor del mercado de bienes raíces en vez de por el costo de reconstrucción.Cuando el valor de las propiedades baja, algunos propietarios pueden caer en el error de reducir el monto de la cobertura de sus seguros de casa. Hay que adquirir la cobertura suficiente para reconstruir completamente la vivienda y reponer todos sus contenidos si queda totalmente destruida.

No selecciones una aseguradora sólo por el precio de la póliza. Hay que buscar una compañía de seguros sólida financieramente, que tenga buena reputación de servicio, que cumpla con tus necesidades y esté en la capacidad de responder con eficiencia y de forma justa a las reclamaciones.

No dejes atrás los seguros de riesgos ambientales. Los daños causados por una inundación, o por zona sísmica no están cubiertos por un seguro estándar por lo que debes contratar una póliza aparte. Por ejemplo, Estado de México, Distrito Federal, Monterrey, o cerca de la costa, deben considerarlo, ya que este tipo de siniestros pueden sorprenderte y no contar con la protección necesaria para cuidar tu patrimonio.

No olvides asegurar el contenido de tu casa: Este seguro cubre las pertenencias personales en caso de un incendio y otros desastres asegurados y puede proveer fondos para hacer frente a gastos adicionales de mantenimiento o pérdida de uso en caso de que un desastre obligue a vivir temporalmente fuera de tu casa. Igualmente importante es la cobertura de responsabilidad civil en el evento de que alguien resulte lesionado.

Considera los fenómenos naturales a los que te puedes enfrentar. Contratar un seguro de casa con cobertura que incluya desastres naturales es lo que recomienda la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de las Instituciones Financieras (Condusef).

La aseguradora cobra una prima por cada riesgo y la determina de acuerdo: al valor comercial de la propiedad, las inversiones que hay dentro, la ubicación del inmueble y las coberturas que se contraten.

Cuando contrates el seguro puede proteger sólo la estructura física, lo que llaman edificio, o su contenido que incluyen los bienes muebles como equipo deportivo, baños, cocinas u obras de arte. Por ello debes conocer bien tus necesidades y encontrar la forma de contar con un seguro que te brinde tranquilidad total.

El lugar donde esté tu hogar dependerá si influye en el aumento de riesgos y por tanto en el costo del seguro. Si se encuentra en una zona sísmica o de huracanes e incluso volcánica. También se considera si vives en una colonia que registra altos índices de inseguridad o bien residencial. Las coberturas, y costos variarán si tienes departamento o casa.

Si el siniestro provocara que es imposible vivir en tu casa y necesita derrumbarse puede contratarse una cobertura por remoción de escombros o una de gastos extraordinarios.

La remoción incluye la limpieza, demolición y acarreo así como una suma compensatoria acordada previamente. Y en la de gastos extraordinarios sólo se recibe el pago, pero dura seis meses.

¿Cómo contratar?

Busca un agente confiable, el sabrá orientarte mas acerca de los seguros de casa, debe contar con la experiencia suficiente para disipar todas tus dudas, explicarte las coberturas mostrarte los planes que existen en el mercado y encontrar el mejor producto que cubra tus necesidades.

Documenta tus pertenencias: Haz un inventario, conserva una copia y da otra a la aseguradora. Es recomendable hacerlo habitación por habitación.

Declara la verdad: no omitas datos importantes e informa a la compañía la situación real de tu vivienda, los materiales de construcción, los niveles y uso que se le da.

Asegura el valor correcto: así asegurarás el pago adecuado, además si es menor no te alcanzará para resarcir el daño y si es de más no se podrá comprobar y podrás no recibir la compensación.

Cubre los riesgos que necesitas: si vives en una zona sísmica baja no tiene sentido que contrates ese rubro, contrata por contenidos de acuerdo a tus necesidades.