Tendencias y el precio de seguros

Tendencias y el precio de seguros

¿Qué es lo que está pasando con los seguros hoy en día? ¿Sigue la necesidad de asegurarse?¿Es más importante asegurar mi casa o mi auto?, aquí unas recomendaciones.

Para saber las tendencias de los seguros, hay que ver cómo se encuentra nuestro país y el lugar en que vivimos, desgraciadamente, la inseguridad, los nuevos cambios climáticos, el estrés y la gran demanda de universidades y escuelas, hacen que el precio de seguros vaya en aumento.

Un ejemplo claro es el precio de seguros para vehículos, el cual se ha incrementado en algunos estados del norte del país, los precios, coberturas y deducibles ya no son los mismos y menos si lo que quieres asegurar es un Nissan Tsuru o una camioneta pick up.

En pocos años, el precio de seguros de auto ha incrementado hasta un 20%, pero en los vehículos con más índice de robo, como el Tsuru, el aumento llega hasta 40%, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Agentes de Seguros y Fianzas (AMASFAC).

No se puede evitar el alza en el precio de seguros para autos, para ello sería necesario, por ejemplo, que la situación en robo disminuya, además de mayor penetración de seguros en el país.

Si hay pólizas donde no se refleja un incremento, es porque las empresas lo están aplicando en el deducible.

Hoy la gente se preocupa más por asegurar su vehículo que su casa o que tener un seguro de gastos médicos mayores.

Sólo tres por ciento de los hogares mexicanos están asegurados, frente al 34 por ciento de los automóviles que circulan en el país.

En el país tener un coche tiene una connotación muy importante y es increíble cómo la gente asegura su automóvil antes que a su familia.

Los seguros de vida, de gastos médicos mayores y de casa habitación tienen mucho menor demanda que los de automóviles.

Quizás se deba a que pocas veces somos concientes de los riesgos que corremos, pues predomina el pensamiento casi mágico de "Eso no me va a pasar a mi", cuando vemos en la televisión los miles de damnificados que pierden sus viviendas como consecuencia de un huracán o terremoto.

Si bien es cierto que el coche está más expuesto a accidentes, resulta catastrófico para una familia cuando pierde su casa por un desastre natural o un incendio; el robo es otro peligro permanente.

La tendencia de no asegurar el patrimonio inmobiliario tiene un trasfondo "Falta de información, falta de cultura financiera y falta de cultura del seguro".

El precio de seguros para casa habitación se calcula en función de las regiones del país: cuando se trata de una zona sísmica, expuesta a erupciones volcánicas o a huracanes, el precio será más alto. También influye el índice delictivo de una ciudad, colonia o municipio.

La industria de los seguros decidió reinventarse, a fin de abarcar mayores segmentos y responder a las nuevas necesidades que vivimos todos los días ya que hay más oferta y dinamismo en el mercado, motivados en gran medida por siniestros que han afectado al país.

Hoy las aseguradoras ofrecen:
Productos simples y sencillos de entender. Con ellos, la gente sabe desde el principio cuánto pagará, qué beneficios recibirá y qué exclusiones están contempladas. Los productos están dirigidos a quienes nunca han tenido una prima de seguro.

Cercanía con las necesidades de los asegurados. Las empresas se acercan a las necesidades específicas de cada persona, brindando atención al cliente especializada para: solteros, recién casados, familias con hijos pequeños, mujeres, etcétera. Además que ofrecen mejores servicios y atención a los clientes.

Productos del futuro. Hoy las expectativas de vida son más largas; los costos de salud, mayores, y las pensiones, insuficientes. Por ello las aseguradoras han creado nuevos esquemas de seguros baratos para satisfacer todas las demandas.