¿Por qué comprar una póliza de seguro?

GNP Seguros: Poliza de Seguro, Cotizador de Seguros, Tipos de seguros.

¿Por qué comprar una póliza de seguro?

Mantener tu calidad de vida, y poder ofrecer tranquilidad son algunos de los beneficios que te brinda una póliza de seguros, ¿qué mas debes conocer?
Una póliza de seguro es el documento que da cuenta del seguro contratado por el asegurado. Las pólizas contienen dos secciones: Condiciones generales y condiciones particulares.
  • Condiciones generales: Son aquellas que establecen el conjunto de principios que prevé la aseguradora para regular todos los contratos de seguro que emita en el mismo ramo o modalidad.
  • Condiciones particulares: son aquellas que contemplan aspectos concretamente relativos al riesgo que se asegura.
Es muy importante leer todas las cláusulas contenidas en el mismo para tener una información completa de sus términos y condiciones. En él se reflejan las normas que de forma general, particular o especial regulan la relación contractual convenida entre el asegurador y el asegurado.

Al pensar en contratar una póliza de seguro, es habitual que nos mostremos renuentes debido a la escasa o nula información con la que contamos. Esto ha provocado que nuestro patrimonio se encuentre altamente vulnerable: terremotos, incendios, robos, son amenazas latentes que en cualquier momento pueden acabar con los bienes reunidos durante años de esfuerzo. Por ello, vale la pena ahondar en el tema y reconsiderar la conveniencia de adquirir algún medio de protección.

La póliza de seguro es lo más importante al momento de contratar, es tu respaldo en papel que todo lo que has contratado te sea ofrecido.

Recuerda que el seguro es un mecanismo financiero cuyo propósito es proteger tu patrimonio, brindarte tranquilidad y apoyo así como capacidad adquisitiva en caso de que sufras un percance o siniestro. En otras palabras, el dinero pagado por un seguro representa una inversión para nuestra seguridad y tranquilidad, en una situación desafortunada.

5 cosas que debes saber antes de adquirir tu póliza de seguro:
  1. ¿Qué es lo que realmente necesitas?: Habla con tu agente, él puede ayudarte a evaluar tus necesidades de seguro de acuerdo a tu estilo de vida, zona en la que vivas, si tienes familia o no, y darte información sobre los productos disponibles.
  2. Define el objetivo de la póliza: ¿Que estoy buscando al contratarla? ¿Como inversión para cubrir gastos futuros como educación de los hijos? ¿Retiro? o ¿Para cubrir gastos de la familia en caso de fallecimiento o invalidez?
  3. Si ya tienes un seguro evalúa tu póliza actual: No la canceles hasta que haya recibido la nueva. Date el tiempo para revisar la nueva póliza y decidir si contiene lo que solicitaste. Ten en cuenta que tal vez no sea necesario cancelarla, sino, cambiarla para alcanzar las coberturas y beneficios que necesitas.
  4. Mantén actualizada tu póliza de seguro: Pide información a tu asesor sobre el comportamiento de la póliza, para revisar que se esté adecuando a tus nuevas necesidades.
  5. Lee tu póliza cuidadosamente: conoce muy bien el comportamiento de las sumas aseguradas, plazos, incrementos, deducibles, generación de fondos, renovaciones, etc.
Si hoy en día la tecnología, nos ofrece poder contratar un seguro por internet, lo mejor antes de hacerlo es llamar o visitar a dicha aseguradora, para que puedas leer perfectamente lo que contiene tu póliza, ya que muchas veces no queda muy claro vía este servicio todo lo que tu contrato contiene.

Haz comparaciones de servicios y precios, ahora lo puedes hacer desde internet, utilizando cotizadores en línea. Muchas veces la decisión por un seguro se basa en el precio; sin embargo, lo ideal es hacer una evaluación y cotización profunda de las ventajas y desventajas de cada opción.

Ante lo dicho surge una pregunta: ¿realmente conviene adquirir una póliza de seguro? Claro, debes ver los beneficios a futuro así como mantener una cultura de prevención en tu vida. Lo más importante eres tú y tu seguridad así que no lo dudes.