¿Qué abarcan los gastos médicos menores?

¿Qué abarcan los gastos médicos menores?

Los gastos médicos menores hoy en día son una adecuada alternativa para procurar nuestra salud.

Sabemos que en México realmente no tenemos la cultura de ser previsores y contar con un ahorro que pueda ayudarnos a reducir o cubrir los gastos que una enfermedad (por pequeña que sea) puede acarrear. Pero la experiencia nos dice que hoy en día es una necesidad prevenir riesgos y accidentes.

En México cerca de 59 millones de personas son derechohabientes de alguna institución como el IMSS, ISSSTE, Pemex, Secretaría de la Defensa o Secretaría de Marina, según las cifras que Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) revela, al ser empleados de alguna institución tendrán derecho a un seguro. Sin embargo, el resto de la población carece de servicios de salud. El seguro de salud, o seguro de gastos menores, surge bajo la necesidad de contar con servicios médicos indispensables. Varias aseguradoras ofrecen la póliza de seguros de salud, que cubre necesidades básicas como consultas de primer contacto, de médico especialista, estudios simples de laboratorio y gabinete, además de medicina preventiva con el objetivo de que sus clientes disminuyan riesgos. Como empleados ya pueden gozar de estos servicios, pero debido a la gran demanda en los servicios públicos muchas personas realizan su propia contratación con alguna aseguradora, pero la elección debe hacerse al comparar los precios de cada una.

Diferencia entre gastos médicos menores y gastos médicos mayores

Aunque ambos abarcan servicios de salud, debes conocer las diferencias si no tienes experiencia con alguno. En gastos médicos mayores quien dirige el gasto es el asegurado, es decir, quien contrata la póliza decide los hospitales, médicos y laboratorios con los que desea contar, aunque generalmente están sujetos a la red con la que la aseguradora tenga el convenio. En los seguros médicos de gastos menores quien dirige el gasto es la aseguradora, es ésta quien proporciona alternativas dentro de su red para que puedan brindar el servicio, en este caso, se tiene un grupo más cerrado de alternativas. Tanto en el Distrito Federal como en Guadalajara ambos seguros han tenido notable relevancia.

Ese tipo de seguros (de gastos menores) son preventivos, más enfocados a la conservación de la salud, los de gastos médicos mayores son de tipo más correctivo. Incluso hay que tener presente que actualmente las leyes prohíben que los seguros de gastos médicos mayores cubran costos de medicina preventiva. Pero sabiendo utilizarlos ambos pueden ser un apoyo en caso de accidentes.

Lo más importante es analizar las ventajas que ofrece cada unas de las aseguradoras ante los riesgos. Hay personas que obtienen grandes beneficios con una póliza de seguros de gastos médicos menores, sobre todo cuando tienen la experiencia de usarlos. Por ejemplo puede resultar muy valiosa para personas que requieren consultas con frecuencia como mujeres embarazadas, o quienes tienen niños o ancianos que requieren mucha atención médica, por lo que el precio pagado por esta póliza indudablemente se verá compensada con todos los servicios que nos ofrece para la prevención de daños o riesgos.

También toma en cuenta que algunas pólizas cubren medicamentos y otras no, incluso en ocasiones se cubren estudios al 70% y otras al 100%, o bien, otras ofrecen pagar las consultas con un costo fijo. En ciudades como el Distrito Federal y Guadalajara los seguros de gastos médicos menores han adquirido especial relevancia dentro de la cultura de la prevención para disminuir riesgos y minimizar los daños que en un futuro nuestra salud podría tener.

Lo cierto es que para adquirir un seguro médico es necesario comparar precios y conocer las opciones, para lo cual es recomendable acudir con un agente profesional de seguros con experiencia que te brinde una adecuada atención. En GNP Seguros tenemos la experiencia para proteger tu salud y patrimonio y nuestros asesores te explicarán con claridad los alcances de los diferentes contratos, coberturas, precios, etc. ya que no existen seguros que paguen todo, hay que comparar precios y conocer más de una alternativa para elegir la mejor opción acorde a lo que necesitamos.