Servicios de un asesor financiero

Servicios de un asesor financiero

¿Quieres ahorrar para tu futuro?, acércate a un asesor financiero, él te puede dar las mejores opciones de cómo lograrlo.

A diferencia de un agente de seguros un asesor financiero es un profesional dentro de una aseguradora que te ayuda a descubrir tus necesidades financieras y de protección, analizando circunstancias pasadas, presentes y futuras.

Considerando también tu edad, tu patrimonio disponible, tu situación profesional y familiar, y el resto de inversiones que puedas disponer. Una vez analizado tu perfil de riesgo y tus necesidades, el asesor financiero llevará a cabo sus recomendaciones de inversión, asesorándote según tus circunstancias y adaptándose a tus necesidades conforme vayan cambiando en el futuro.

Como todo el mundo, tú también tienes anhelos, sueños y metas en la vida para ti y para tu familia. Éstos pueden incluir comprar una casa o negocio, ahorrar para la educación de tus hijos, para tomar las vacaciones de tus sueños, para reducir impuestos, o para realizar tu retiro o jubilación con comodidad.

El objetivo de un asesor financiero es asistirte en el manejo de tus finanzas para que puedas llevar a cabo tus anhelos y sus metas— y al mismo tiempo ayudarte a negociar las barreras financieras que inevitablemente surgen en cada etapa de la vida.

La asesoría financiera puede ayudarte a crear planes para:
  • Fijar metas financieras y metas personales realistas.
  • Evaluar tu estado financiero corriente activo, pasivo, ingresos, seguros, impuestos, inversiones y plan de patrimonio.
  • Desarrollar un plan realista y comprensivo para llevar a cabo metas financieras enfrentando sus debilidades financieras y edificando sus fuerzas financieras
  • Poner tu plan en acción y seguir su progreso
  • Mantenerte en camino para enfrentar tus metas, circunstancias personales, etapas de vida, productos, mercados y leyes de impuestos—cuando todos estos están cambiando constantemente
¿Necesita usted los servicios de un asesor financiero?

Muy a menudo ciertos eventos específicos o necesidades requieren de los consejos de un asesor financieros. Estos pudiesen incluir:
  • Ahorrar lo suficiente para el retiro, o avanzar tu pensión
  • Manejar la herencia de una cantidad grande de dinero u otra ganancia inesperada
  • Prepararse para matrimonio o divorcio
  • Planear para el nacimiento
  • Enfrentar crisis financieras como una enfermedad seria, la pérdida de tu trabajo, o un desastre natural
  • Cuidar a tus padres o a niños incapacitados
  • Salir adelante financieramente después de la muerte del cónyuge o un miembro íntimo de la familia
  • Pagar por educación
  • Comprar, vender, o traspasar un negocio familiar.
Debido a que tu dinero está de por medio, debe existir una buena relación entre cliente-asesor, es la base de un buen asesoramiento financiero, que se basa en la confianza (con unos derechos y obligaciones por cada parte)

El asesor debe velar por tus intereses como si fueran los suyos propios. Por ello, debe siempre ofrecer independencia y objetividad en todas las recomendaciones; contemplando siempre el largo plazo y lo más importante: debe crear, cultivar y mantener una estrecha relación.

Un asesor en una operadora de fondos debe conocer con todo detalle cada uno de sus productos, la operación de los fondos, los movimientos de las tasas de interés, el comportamiento de los mercados e ir más lejos; el asesor debe conocer muy bien tus necesidades.

Elegir al mejor Para elegir a un asesor de finanzas que se adecue a tus necesidades, te recomendamos hacerle unas preguntas; por ejemplo, cuáles son sus calificaciones y experiencia profesional.

También pregúntale sus antecedentes académicos, si tiene algún tipo de licencia o certificación de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF).

Otra forma de saber cómo trabaja es investigar su método de inversión, conocer su filosofía, desde hace cuánto tiempo la usa; cuál es el perfil de su cliente promedio y ver si es o no igual al tuyo. No olvides que debes preguntarle sobre su ética.