El mercado de la venta de seguros

El mercado de la venta de seguros

La venta de seguros es una opción con la cual tenemos la oportunidad de ofrecer tranquilidad y bienestar a los que más queremos.

Aunque reconocen que la cultura del seguro de vida en México es aún baja comparado con otros países, estadísticas muestran que la venta de seguros se ha incrementado, sobre todo en regiones donde la violencia ha cobrado muchas víctimas.

Pero adicional a esto, contar con un seguro de cualquier tipo no solo te da protección económica, sino tranquilidad y bienestar para ti y tu familia.

Es necesario darse cuenta de la necesidad de un seguro ante un siniestro, los beneficios de protegerse y proteger a los familiares, con primas permanentes y con posibilidades distintas que se adaptan a las necesidades de los consumidores por su flexibilidad.

Preferimos invertir en otros aspectos que en un producto intangible sin considerar los beneficios y la tranquilidad que proporcionará a los seres queridos.

Actualmente, sólo 47% del parque vehicular a nivel nacional, constituido por más de 28 millones de autos (según la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros, AMIS), tiene una cobertura de seguro.

Si no cuentas con un seguro médico, una intervención quirúrgica podría ser un fuerte golpe para el equilibrio de sus finanzas personales.

Los precios de los hospitales privados pueden ser muy elevados. El tratamiento para un cáncer puede tener un costo de 230 mil pesos aproximadamente, una simple hernia de disco en el Hospital Ángeles cuesta alrededor de 120 mil pesos; el tratamiento para cálculos alrededor de 110 mil, y las complicaciones de embarazo pueden costar hasta 320 mil pesos.

Este tipo de gastos no los prevemos sino hasta que pasan y muchas veces seguimos pagando una gran deuda que no teníamos contemplada.

Hoy las aseguradoras han visto las nuevas necesidades del mercado y por ello en la venta de seguros ofrecen:

Productos simples y sencillos de entender. Con ellos, sabemos desde el principio cuánto pagaremos, qué beneficios recibiremos y qué exclusiones están contempladas. Los productos están dirigidos a quienes nunca han tenido una prima de seguro.

Cercanía con las necesidades de los asegurados. Las empresas se acercan a las necesidades específicas de cada segmento poblacional: solteros, recién casados, familias con hijos pequeños, mujeres, etcétera.

Productos del futuro. Hoy las expectativas de vida son más largas; los costos de salud, mayores, y las pensiones, insuficientes.

Como resultados de una reforma a la Ley General de Instituciones y de Seguros (LGISMS), aprobada por el Congreso, se lanzó una nueva gama ventas de seguros conocidos como básicos estandarizados. Tienen como características principales sus precios bajos y su cobertura específica para gastos médicos, accidentes personales y vida, además de estar enfocados a la población que no tiene grande sumas de dinero para pagar las primas, pero que requiere de protección.

A diferencia de lo que se cree comúnmente, los seguros también pueden ser una herramienta muy útil para aquellos que no han formado una familia, ya que tienen primas más bajas y pueden adquirir un producto con un componente de ahorro que pueda ayudarle a cumplir proyectos y disfrutar su dinero en vida.

Hoy la venta de seguros es accesible, ya que desde la comodidad de tu casa puedes hacer cotizaciones y conocer los diferentes planes. O bien contar con un agente de seguros que conociendo tus necesidades te brinde las mejores opciones que realmente necesitas.

La gran gama de seguros que existen en el mercado te pueden proteger en cualquier aspecto de tu vida, como los educativos para asegurar la educación universitaria de tus hijos y además protegerlos en caso de cualquier siniestro. Los patrimoniales que te brindan protección en caso de inundaciones o robo y que al final no pierdas el patrimonio que con tanto trabajo has logrado o los ya antes mencionados.

Conoce más de los seguros:
  • Acércate con un asesor de seguros. Él le ayudará a identificar sus necesidades y a comprender el contrato.
  • Evalúa el presupuesto de gastos de las personas que dependen de ti para elegir la opción que mejor se adecúe a tus necesidades.
  • Cotiza, infórmate, y analiza por qué debes tener un seguro. Vivir tranquilo ya es una opción tangible, no la dejes pasar.