Consejos de un consultor patrimonial

Consejos de un consultor patrimonial

Conoce lo que es un consultor patrimonial y como puede ayudarte a ahorrar para el futuro.

Un asesor financiero, consultor patrimonial o broker, es un profesional enfocado a personas físicas o empresas que ayuda a proveer estrategias financieras que hacen incrementar tu patrimonio y que tienen convenios con diferentes aseguradoras.

Un consultor patrimonial no sólo trata de vender productos y servicios si no que está capacitado para mantener y desarrollar relaciones personales con sus clientes.

Un consultor patrimonial establece una relación cercana con sus clientes, se reúnen con ellos y los llega a conocer en un nivel personal.

Las responsabilidades de un consultor patrimonial son: ponerse en contacto con nuevas personas, reunirse con ellos y llevar a cabo un análisis de las necesidades financieras, elementos que le permiten reunir información sobre su situación actual y con base a este análisis y a las prioridades definidas por el cliente, él debe presentar soluciones y comparar seguros que ayuden a cumplir sus objetivos y metas tanto financieras, de ahorro, de seguridad, como patrimoniales para asegurar su futuro.

Además sus servicios también están enfocados a la protección de los riesgos de vida, el incremento del patrimonio y en como asegurar el retiro.

El trabajo de un consultor patrimonial es:
  • Optimizar tus ahorros
  • Optimizar el rendimiento de tus ahorros
  • Disminuir impuestos
  • Disminuir los riesgos de vida
A través de estas necesidades es donde un consultor patrimonial ve las áreas de oportunidad en las que se puede presentar un impacto financiero en el patrimonio, para posteriormente seguir 5 pasos:
  • Establecer metas económicas
  • Ordenar las metas por prioridades
  • Iniciar un plan de acción
  • Revisar y actualizar regularmente el plan
  • Independencia económica
Planear y prever los principales eventos en la vida es un elemento clave para estar tranquilo. Es por ello que debes contar con una buena asesoría para que cuentes con planes que se adapten a tus necesidades.

La base de una buena asesoría es que te conozcan a ti; tus necesidades, tu perfil, tus metas. Cualquier asesor que te ofrezca productos sin conocerte está cometiendo un grave error. Debe también tener la paciencia de oír y contestar tus dudas sin importar las veces que las hagas o lo elementales que parezcan.

Preocúpate también si te ofrecen cosas fuera de lo común o te aseguran rendimientos. Un consultor patrimonial no puede, prometer resultados. Te puede presentar panoramas y proyecciones pero no puede prometerte cosas fuera de lo común, y siempre ¡siempre! te tiene que presentar los riesgos de los instrumentos que te ofrece. Te debe dar confianza por lo profesional que sea su manejo, no por la diferencia de puntos porcentuales en el rendimiento.

A fin de cuentas, la clave principal para tener un buen consultor patrimonial es la manera en la que está al pendiente de tus inversiones, presente en las decisiones y preocupado por el manejo del dinero.

Asimismo, un consultor patrimonial debe proporcionar a las instituciones de seguros, la información auténtica que sea de su conocimiento relativa al riesgo cuya cobertura se proponga, a fin de que la misma pueda formar un juicio correcto sobre sus características y fijar conforme a las normas respectivas, las condiciones y primas adecuadas.