¿Puedo confiar en mi vendedor de seguros?

¿Puedo confiar en mi vendedor de seguros?

Algunos consejos que debes conocer para confiar en tu vendedor de seguros.

Un vendedor de seguros, es el intermediario entre la Compañía Aseguradora y tú.

Un seguro, representa seguridad. Es por ello, que el vendedor de este servicio es una figura que debe ser confiable y que debe apoyarnos en el momento que ocurra alguna contingencia.

Existen algunos rasgos que caracterizan a un buen vendedor de seguros:

Al momento de explicarte las características del seguro que pretendes contratar, debes dejarle claro, cuáles son las condiciones para hacer efectiva la póliza y cuáles son los motivos por los cuáles el seguro puede no cubrir el siniestro. Por ejemplo, en caso de sufrir un accidente de auto y no portar licencia o encontrarse en estado de ebriedad.

También las exclusiones de ciertas enfermedades, en caso de tratarse de un seguro médico, así como los tiempos de espera que deben transcurrir antes de que pueda cubrirse cierto padecimiento. Asimismo, informar acerca de lo relacionado con los medicamentos que entran ella cobertura y el periodo de tiempo.

Que acuda lo más pronto posible en el momento que le llames para atender el siniestro o la emergencia, como parte de su asesoría.

Debe permanecer el tiempo que necesites en el lugar de la contingencia o en el hospital, brindando el apoyo y la asesoría legal que se requieras.

Conocimientos claros de cómo operan las condiciones de aseguramiento en cualquier parte de la república, desde Monterrey, Distrito Federal hasta Chiapas. Un vendedor debe estar debidamente avalado por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas. Por lo que te recomendamos que cuando te ofrezca su asesoría le solicites la cédula que expide esta institución, y que demuestra que el agente es una persona con la capacitación para asesorar.

Comprar un seguro, es un acto de responsabilidad, y se le debe dar mucha importancia. Por lo que es recomendable destinar el tiempo suficiente para que tu agente de seguros te capacite para tomar las decisiones que más te convengan, y no elegir una sola oferta, que sea negocio para él.

Es por ello, que cuando selecciones una póliza, debes estar atento a las herramientas de apoyo que te dé tu vendedor, así como la atención y la cantidad de información que te brinde.

Formula con calma una serie de preguntas, que abarquen la mayoría de las variantes suceder en caso de que sufras accidentes, para tu retiro o una enfermedad, y solicita a tu vendedor de seguros te las responda, y así, tengas la seguridad de cómo funcionará la cobertura en determinada situación.

Un agente más que un vendedor, es un asesor y tiene la experiencia para apoyarte, no es independiente, está vinculado a la entidad aseguradora por un contrato y por regla no debería relacionarse con más de una entidad aseguradora.

El principal requisito que aconsejamos observar al momento de contratar a un vendedor de seguros, es verificar que cuente con la autorización por parte de la CNSF. Ya que al emitir una cédula autorizando la realización de actividades como intermediario, ésta clasifica a cada solicitante de acuerdo al grado de conocimientos y experiencia con que cuenta.

Así, no tendrás dudas de estar siendo asesorado por un profesional con la capacidad necesaria para aconsejarte, ética y técnicamente sobre la seguridad de tu patrimonio familiar.