Diferencias entre el agente de seguros y el corredor de seguros

Diferencias entre el agente de seguros y el corredor de seguros

Conoce qué es un agente de seguros, cuál es su función al contratar tu seguro y apóyate en él para que te brinde asesoría.

En los últimos tiempos hemos vivido numerosos cambios en el ramo asegurador, que van desde una gran diversificación de la oferta, hasta la aparición de nuevos canales de distribución, pasando por una competencia de precios. Al elegir nuestro seguro, las oportunidades que tenemos actualmente son muy bastas.

El agente de seguros es un asesor que puede ser una persona física o jurídica y se considera un representante de la aseguradora. Los agentes de seguros se clasifican en agentes de seguros exclusivos y en agentes de seguros vinculados. Los agentes de seguros exclusivos son aquellos que tienen contrato con una aseguradora. Por otro lado, los agentes vinculados son aquellos que no tienen un contrato con una única aseguradora y pueden ser mediadores entre varias compañías aseguradoras, también se les conoce como corredores de seguros.

En el caso de los agentes de seguros, éstos son una prolongación de la compañía aseguradora, actúan por cuenta de ésta, y es la aseguradora quien responde por los actos realizados por dichos agentes, lo cual no se produce con los corredores de seguros, cuya función como mediador independiente de seguros, implica que actúen en su propio nombre y representación, y de forma independiente de las compañías aseguradoras con las que colaboran.

Los corredores de seguros ponen en contacto a quien quiere contratar un determinado seguro con alguna compañía que lo comercializa. Los corredores tienen la obligación profesional de brindar asesoría y ofrecer soluciones entre el cliente y la compañía aseguradora con lo que ellos reciben una comisión.

A pesar de que ambos, tanto el agente de seguros, como el corredor de seguros se dedican a la comercialización de este producto financiero, la verdadera diferencia entre éstos es la independencia del corredor de seguros frente a la compañía aseguradora. Además de las diferentes soluciones que cada uno pueda ofrecer para nuestra prevención, recordemos que la compra de un seguro requiere de minucioso cuidado para resguardar todo tipo de inversiones.

En cualquiera de los dos casos, los servicios del asesor se deben realizar bajo la supervisión de La Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, el cual es un Órgano Desconcentrado de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y está encargada de supervisar la operación de los sectores asegurador y afianzador, con el objetivo de preservar la solvencia, inversiones y estabilidad financiera de las instituciones de seguros y fianzas, para garantizar el bienestar de los clientes para encontrar mejores oportunidades, así como también promover el sano desarrollo de estos sectores a la mayor parte de la población para que todos puedan hacer uso eficiente de estos servicios como cultura de prevención.

La recomendación será trabajar con aquél asesor que nos brinde una mejor atención y que nos ofrezca la mejor cobertura en relación al precio que pagamos por nuestra póliza para que así cada compra sea sinónimo del cuidado de nuestras inversiones. Muchas personas han encontrado en los agentes de seguros una asesoría más eficiente y más rápida, además de un nivel de servicio mayor, que con los corredores de seguros. Sin embargo, otro tipo de clientes encuentran con los corredores de seguros una amplia variedad de compañías aseguradoras, cotizaciones y comparativos en general para elegir las soluciones más adecuadas. La realidad es que ambos deben centrar su trabajo en la honestidad y en la calidad de la atención para hacer que el asegurado elija el mejor plan que logre disminuir riesgos al cuidar su patrimonio como parte de una cultura de prevención.